LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2017-2018
 

4ª Jornada. 21 de Abril de 2018
 

ARQUITECTOS VALENCIA C.F. 3

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 1

 

  

FLUYÓ EL JUEGO EN LA HUERTA VALENCIANA

 

LOS FUTBOLISTAS MÁS JÓVENES DE LAS DOS ESCUADRAS ACELERARON EL RITMO DEL PARTIDO, QUE RESULTÓ MUY DISPUTADO

FORMACIONES

                       

ARQUITECTOS
ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS
VALENCIA C.F.

JOSÉ ÁNGEL (portero)

ROMÁN

BENITO

VICENTE COREL

VÍCTOR MINGUEZ

SANTIAGO

EDU MASCAGNI

SIMÓN

BLAS AROCA

PACO

ALFONSO GONZÁLEZ

JUAN NAVARRO

ESTEBAN Jr.

ROBER

CÉSAR MINGUEZ

PABLO PEÑÍN

JONY

FRAN PENALBA

LLUÍS BARBERÁ

PASCUAL HERRERO

JUKA

TONI WIN

VICENTE FERNÁNDEZ

LUIS

ESTEBAN BELMONTE

SALVA Jr.

ÁNGEL MILHOJAVIC

PEPE DEVESA

 

SALVA

 

CAMILO GRAU

 

CARLOS LLOPIS (entrenador)

 

GOLES

Primera parte

1 – 0 (m. 15).- Pase transversal y flojo de César en el centro del campo, lo intercepta Luis que ensaya un disparo desde lejos obteniendo diana.

1 – 1 (m. 17).- Pena máxima contra los locales por derribo de Fran a Juka. Se encarga Víctor de ejecutarla. Engaña a Román con un tiro raso y bien dirigido a la red.

Segunda parte

2 – 1 (m. 78).-. Centro desde la derecha de Pablo Peñín que supera a la defensa por alto. Camilo, situado en el segundo palo, da un pequeño salto, y con un giro inverosímil de cuello, conecta un testarazo ajustando el balón al palo para que entre en la portería.

3 – 1 (m. 80).- Combinación reiterada entre Rober y Pascual para llevar el balón a la frontal del área con la defensa superada. Rober eleva con precisión el balón por encima del guardameta y anota el tanto que cerraría el marcador. 

ARBITRO

            Dirigió el encuentro el joven canterano Carlos García Aguilar, retoño del veterano y pundonoroso jugador local Santiago. No se cortó un pelo a la hora de señalar el penalti a favor de los visitantes. Con buena forma física, siguió el juego de cerca. No recibió reproches de ninguno de los dos bandos.

CAMPO Y METEOROLOGÍA

Se inició el encuentro a las 12.15 h, en el Camp L’Horta del municipio Castellar-Oliveral, ubicado en plena huerta, y de difícil acceso para el autobús.

Su césped artificial estaba en buen estado de conservación y altura; aunque bastante reseco por falta de aplicación del preceptivo riego; justificado por una avería en las tuberías de suministro.

Los vestuarios se construyeron, en su día, a modo de cobertizos con cubiertas de placas de fibrocemento y habitáculos con aseos rudimentarios e insuficiente espacio para vestuario. Las escasas duchas proporcionaban agua pulverizada sin posibilidad de hidromezcla.  

            Cielo cubierto y viento en calma. Ambiente algo bochornoso por el calor y la humedad.
 

INCIDENCIAS Y ANÉCDOTAS

            A las 8.30 h emprendieron viaje los del llano, en el autobús blanco - 5270 DZC – de Javier Montoya, con Jesús guiando. 6 jugadores formaban la expedición. Holgura espacial no les faltó.

            Muchos de los jugadores de plantilla ya ni contestan a la convocatoria por WhatsApp. Como si la cosa no fuese con ellos. ¡Qué descortesía y falta de consideración!

            Pararon en Almansa - Restaurante Los Rosales – para aplicarse el tradicional bocata. De la cuenta se hizo cargo el Tesorero tirando del fondo de aportaciones “voluntarias”. Tuvo que corregir con el cajero la premura de pago de Blas.

            Llegando a Valencia, abandonaron la A-7 para adentrarse en la huerta de Castellar y, con despiste en el itinerario – el GPS de los móviles comenzó a trabajar tarde – lograron aproximar el autobús al Camp L’Hort, al que llegaron a pie. Allí les esperaban el resto de los jugadores que se habían desplazado por su cuenta. Concurrieron suficientes futbolistas para formar equipo, incluso el portero José Ángel, reclutado a última hora.

            Después de anunciar su regreso al Club y tras dos intentos fallidos, acudió Vicente “Giovanni” a la cita. Se reveló como un buen artillero.

            Los contendientes tuvieron que esperar un rato para iniciar el partido. El campo estaba lleno de jugadores alevines, y las gradas de padres vociferantes.

            Mediada la segunda parte, Benito sufrió un pinchazo en el abductor. Muy contrariado y dolorido, tuvo que abandonar el terreno de juego.

            Minutos después, el inestable hombro izquierdo de César, se le volvió a dislocar, consecuencia de un encontronazo y caída. Con la ayuda de compañeros y su experiencia volvió el hombro a posición estable.

            Ángel Milhojavic, en su doble función de entrenador-jugador salió los minutos finales a corretear un poco por el campo. Los locales remontaron el encuentro en ese momento.

            Terminado el encuentro, los contendientes se apostaron en la cantina para tomar un refresco. Camilo Grau aprovechó el momento para recabar firmas en defensa del idioma castellano en la Comunidad Valenciana.
 

TIEMPO GASTRONÓMICO 

            Los anfitriones habían anunciado que el tercer tiempo se celebraría junto al mar, en el puerto de Catarroja. Las gestiones no dieron su fruto y, al final, decidieron hacerlo en el, siempre seguro y eficaz restaurante Galileo Galilei. Allí llegaron, atravesando la ciudad de sur a norte; con Camilo a bordo, marcando el itinerario.

            Comentarios al partido con una caña en la barra. Después tomaron asiento alrededor de la amplia mesa rectangular del acogedor comedor.

            El menú ofrecido fue:

Platos al centro

·         Jamón serrano

·         Ensalada de tomate, anchoa, jamón, y pimiento

·         Croqueta de carne coronada con pimiento de Padrón

·         Canelones de salmón

Plato individual

·         Arroz con conejo, al romero

Postre individual

·         Bizcocho con nata y fresa

Bebidas

·         Cerveza en jarras. Refrescos

·         Vino tinto Con un Par. Monastrel. Petit Verdot. D.O. Valencia. 2016

·         Cafés e infusiones

·         Copa de cortesía para los que la pidieron.

En tiempo de sobremesa Ángel Milhojavic manifestó su agradecimiento a los anfitriones por la organización del encuentro y alabó el juego desarrollado por los dos equipos. Camilo Grau correspondió con una breve y cortés intervención.

Los albaceteños no pudieron resistir la tentación. Antes de emprender el camino de regreso, enfilaron la ruta a Alboraya; donde, como es sabido, se elabora la mejor horchata del mundo. En esta ocasión ya estaba abierta la afamada Horchatería Daniel. En ella recalaron, tomaron asiento y dieron buena cuenta de unos vasos rebosantes del preciado líquido acompañado por los imprescindibles fartons. 


COMENTARIO

            Para esta ocasión, las dos escuadras se presentaron con un plantel equilibrado de futbolistas jóvenes y veteranos. Parece que los albaceteños van consolidando su cambio generacional y eso tuvo reflejo en el inicio del partido, en el que se desplegaron con la firme decisión de plantarle cara al cuadro valenciano. Superada la severa derrota sufrida en el campo de Larache, los manchegos entraron pronto en sintonía con los precisos movimientos de sus oponentes para desarrollar un juego sincronizado y resolutivo que les facilitó superar con rapidez el crítico momento de ponerse con desventaja en el marcador, trascurridos los primeros quince minutos del encuentro, con el formidable gol de Luis, logrado desde el centro del campo. Empataron el partido dos minutos más tarde, gracias a la pena máxima cometida por Fran, ejecutada impecablemente por Víctor, y siguieron con insistencia buscando la portería de Román. Vicente y Víctor ensayaron dos disparos desde lejos que dieron con el balón en el larguero.

Para disputar la segunda parte, los locales movieron el banquillo y pusieron sobre la cancha a sus futbolistas más jóvenes. Toni Win, Salva Jr., Rober y Luis aceleraron el ritmo del partido y obligaron a los albaceteños a realizar un sobreesfuerzo para el que sus músculos no estaban preparados. Cayó primero Benito, con un pinchazo en el abductor que le obligó a sentarse en el banquillo. Pocos minutos más tarde, a César se le desencajó el hombro, y aunque pudo recolocárselo y continuar en la brega, resultó atenazado por el dolor y el miedo. Juka, el trasnochador, no era capaz de armonizar su pensamiento con el movimiento de su cuerpo; y no pudo sacar provecho alguno en sus personales intentos de desbordar a la defensa. Tampoco Alfonso fue capaz de aprovechar una clara oportunidad de marcar por falta de agilidad en las piernas.

Así, aún lograron mantener el partido en tablas hasta los últimos minutos en los que, con la línea zaguera desarbolada, la medular rota y los puntas perdidos; los jóvenes valencianos entraban en el área como Pedro por su casa y en memos de cinco minutos colocaron un balón en la cabeza del acechante Camilo, situado siempre en el límite del fuera de juego, que hábilmente dirigió a la red; y dieron la puntilla al cuadro albaceteño con un tercer gol logrado en una particular y bien trenzada jugada entre Pascual y Rober.

 

Abilio