LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2017-2018
 

1ª Jornada. 25 de Noviembre de 2017
 

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 3

ARQUITECTOS ALICANTE C.F. 0

 

  

PERSISTENCIA

 

CON UNA TÁCTICA DE CONTENCIÓN Y CONTRAGOLPE LOS ALBACETEÑOS DIERON RÉPLICA AL JUEGO ÁGIL Y OFENSIVO DE LOS ALICANTINOS PARA, AL FINAL, DOBLEGARLOS.

 

FORMACIONES

                       

 

 
 

ARQUITECTOS
ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS
ALICANTE C.F.

ALEJANDRO ORTEGA

ALEX LLORCA

FRAN COBO

ANDRÉS PINA

CÉSAR LARDIES

DIEGO LÓPEZ FUSTER

BENITO

JABO YÁÑEZ YESS

BLAS AROCA

ARTURO CALERO

ISRAEL OLAYA

CARMELO CABALLERO

VICTOR MÍNGUEZ

FERNANDO VALDERRAMA

CÉSAR MINGUEZ

JONATAN MARTÍNEZ MARÍN

JESÚS MORAGA

VICENTE BATALLER GRAU

JOHNNY

MANOLO BELTRÁ

JUKA

AGUSTÍN MORAZZONI

JUAN ANDRÉS CEBRIÁN

MARIO ROJO

ÁNGEL MILHOJAVIC

RAMÓN MAESTRE

SALAS

RAFAEL PÉREZ JIMÉNEZ

ESTEBAN BELMONTE

JAVIER MARTÍN

EMILIO SÁNCHEZ

 

 

 

 

GOLES 

Primera parte

1 – 0 (m. 19).-Víctor roba el balón en el medio campo, realiza un corto avance, observa al portero adelantado, y conecta un disparo parabólico que traspasa la raya, en caída libre, ajustado al poste derecho.

Segunda parte

2 – 0 (m. 66).- Enérgico avance de Salas desde el centro, sortea con hábiles regates a varios defensas, llega a la línea de fondo, lanza un disparo a puerta, repele el guardameta; y Juka, acompañando la jugada, se hace con el esférico y lo coloca en las mallas.

3 – 0 (m. 81).-  Control de César Mínguez en el círculo central, pasa en corto a Johnny, levanta la vista, ve puerta y engatilla un disparo potente que llega a la red
 

ARBITRO 

Dirigió el encuentro el colegiado titular Miguel Ángel Palacios Cano, que en esta ocasión disfrutó de vestuario propio. Dirigió el partido con la mano izquierda que le caracteriza. Fue tildado de caserillo por algún jugador visitante, seguramente por influido por la situación del marcador.

           

CAMPO Y METEOROLOGÍA

Por saturación de partidos en la Ciudad Deportiva, los locales tuvieron que concertar el encuentro en el campo de los Veteranos del Albacete Balompié. En la tarde del viernes, un compromiso societario de la peña V.A.B. trastocó los planes y hubo que buscar de urgencia cancha alternativa donde disputar el encuentro. El campo municipal de San Miguel en Chinchilla de Monte-Aragón se designó, al final, como lugar de celebración del partido liguero. Vicente, el encargado, se ocupó de que todo estuviera a punto.

Se inició el encuentro a las 12.00 h, en campo de hierba artificial, con un césped de buena altura, cuidado y bien regado. Los vestuarios, local y visitante, a los que se accede subiendo una prolongada escalinata, son de amplitud suficiente y bien dotados de mobiliario, duchas y aparatos sanitarios complementarios. Buena iluminación y ventilación. Agua caliente y fría, abundante.

            Cielo cubierto. Temperatura adecuada para la práctica del balompié. Viento en calma.

 

INCIDENCIAS Y ANÉCDOTAS

            En la expedición visitante tuvieron bajas de última hora. De prisa y corriendo, echaron mano de la cantera de alevines para completar equipo. Agustín Morazzoni y Mario Rojo fueron los elegidos. Hicieron el desplazamiento en autobús.

Los históricos jugadores alicantinos Ramón Maestre y Rafa Pérez siguen formando parte activa del equipo. Su presencia en el terreno de juego es un ejemplo encomiable de voluntad y afición. Javier Martín se encargó de organizar a su equipo desde el banquillo.

            Los jugadores más jóvenes de la plantilla albaceteña volvieron a dar la espantá ante un partido oficial, aduciendo las más variopintas excusas, los que tuvieron la cortesía de disculparse.

            Fueron los veteranos los que dieron la cara arropados por sus homólogos de Higueruela: Juka, Salas y Buque, que acudieron en su socorro para completar equipo.

            Defendiendo la portería local debutó Alejandro Ortega, su nuevo cancerbero, con intervenciones decisivas para deshacer las numerosas ocasiones de peligro en las que llegaron los alicantinos a sus dominios.

            El castillo de Chinchilla presidió el encuentro desde lo alto. Las fotos conmemorativas enfocaron hacia él.

Hubo presencia en las gradas de antiguos amigos de alguno de los jugadores contendientes. Aprovecharon la coincidencia con sus incursiones por los circuitos ciclistas del cerro y se acercaron a saludar.

            El puntapié furibundo de un jugador lanzó un balón por encima de la valla del recinto, hacia el área de la autovía A-31. Al terminar el encuentro se organizó una brigada de búsqueda que no logró dar con el esférico perdido.

            Como estaba anunciado, en el tercer tiempo hizo acto de presencia el Tesorero del A.AB.C.F. con la arriesgada misión de reclamar pagos pendientes. Los más rebeldes depusieron su actitud y saldaron sus deudas añejas.

 

TIEMPO GASTRONÓMICO

Concluido el encuentro, los locales emprendieron, en vehículo propio, camino de regreso a la capital. Ángel Milhojavic hizo la labor de coche guía para conducir al autobús de los alicantinos, por el improvisado atajo que supone la reciente apertura de la vía  AB-20, hasta la rotonda de conexión con la autovía de Los Llanos donde se encuentra enclavado el  M.B.R. Alfaro, que en los últimos tiempos es el lugar elegido para la celebración de la comida de confraternidad. Como es costumbre en este centro de cocina popular manchega, los comensales pudieron elegir su propio menú de entre la variada y abundante oferta de platos de comida tradicional que un solo camarero iba ofreciendo con paciencia, para aclararse entre el alboroto de los comensales. La olla de aldea y el chusmarro fueron los platos de mayor éxito. Para beber se sirvieron, a discreción, jarras de cerveza, vino de la casa y refrescos Cafés variados e infusiones al gusto, para el tiempo de sobremesa; incluida copa añadida con polémica.

            En el transcurso de la comida Javier Martín inició una estrategia para conseguir, con una contumacia fuera de lo razonable, un botín de brebajes, a sufragar por los anfitriones, según sus propias palabras, para hacer “botellón” en el autobús en el viaje de regreso. Intervino Ángel Milhojavic para reconducir la situación y dejar claro que la copa de cortesía la ofrece a voluntad el anfitrión para amenizar el tiempo de sobremesa, en aras de facilitar el dialogo y la relación de camaradería.

En ese tiempo de asueto Ángel Milhojavic pronunció unas palabras de loa y agradecimiento a los asistentes; a las que siguió Javier Martín con un breve discurso, jalonado con la supuesta involuntaria descortesía al calificar de rural el juego desarrollado por el equipo vencedor.

Despedida cordial de los dos equipos, hasta el próximo encuentro.

 

COMENTARIO

            Les sentó bien a los del llano el cambio de aires para disputar el primer partido de liga en las faldas del castillo de Chinchilla. Con la colaboración del VetHig completaron equipo y dispusieron de suficiente banquillo de apoyo para hacerle frente al cuadro alicantino que también tuvo problemas de concurrencia, y los resolvieron apelando a la savia nueva de la cantera para completar un grupo de quince elementos, veteranos incluidos.

            Tras el riego previo del terreno de juego, los contendientes iniciaron con buen ánimo el partido. Los locales poniendo más atención en su potencial defensivo, a la espera de la acción del cuadro alicantino que pronto tomó la iniciativa apoyándose en los ágiles y largos movimientos de sus más jóvenes jugadores, que no llegaban a concretarse en situaciones de peligro para el marco de Ortega, que resolvía con autoridad y contundencia en el área.

            Mediado el primer tiempo, Víctor ensayó un disparo desde el círculo central que hizo diana en las mallas e insufló una tonelada de ánimo en los albaceteños; y cayó como una losa sobre los alicantinos.

            A partir del gol de ventaja, los locales empezaron a mover el banquillo para dar respiro y oportunidad a sus futbolistas, siempre atentos al prioritario posicionamiento defensivo; en el que, hasta Benito, dio el relevo.

            Los de Alicante querían ganar el partido, y siguieron insistiendo con un juego rápido y bien enlazado que les permitía abrir campo y llegar con frecuencia al área rival; pero allí estaba Ortega, muy atento a salir con anticipación a quebrantar la conjura del peligro de gol sobre su portería.

            A un cuarto de hora del final del partido, se produjo la esperada conexión Salas-Juka, después de una galopada en solitario de Salas, desde el centro del campo hasta la portería, que aprovechó Juka para lograr el segundo gol, y permitir a los albaceteños verse con tres puntos en la tabla de clasificación.

            La victoria la selló Johnny con un tercer tanto, de disparo a larga distancia, para cerrar el partido con una ventaja en el marcador que no refleja la realidad del meritorio juego desarrollado por los alicantinos.

 

Abilio