LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2011-2012
 

4ª Jornada. 31 de Marzo de 2012

ARQUITECTOS CASTELLÓN C.F. 1

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 0

 

MANTENIENDO EL TIPO
 
CASTELLONENSES Y ALBACETEÑOS LIBRARON UN INTENSO PARTIDO DE PODER A PODER
 
FORMACIONES

ARQUITECTOS ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS CASTELLÓN C.F.

RADU COSMIN NICOLAE

JUAN

LEOPOLDO SALVADOR

XIMO RECOSAN

ÁNGEL MASCAGNI

LLUIS BORT CEREZO

BENITO MINGUEZ

PASCUAL HERRERO

JUAN RUESCAS

PABLO CARRASCOSA

BLAS AROCA

CARLOS CARRASCOSA

ALEJANDRO MASCAGNI

AGUSTÍN LOZANO

ANTONIO PEÑA

VICENT BERTRAN

JESÚS MORAGA

XEVI ARNAU

JOSÉ JOAQUÍN DE HARO

PABLO FONT

EMILIO SÁNCHEZ

ÁNGEL BELTRAN

ALFONSO GONZÁLEZ

NACHO SAERA

DAVID MASCAGNI

TONI LLORENS

ALFONSO MASCAGNI

DANI MAS (Arbitro)

ANGEL MILHOJAVIC

 (Dique seco). Trainer

 



 
 
 
GOLES

Primera parte
 
1 – 0 ( m. 5).- Pase largo desde el centro a la banda izquierda, donde se encontraba libre de marca Pablo, profundiza y lanza un pase horizontal al área chica, se hace con el balón Pascual, dispara a bocajarro, despeja en estirada Cosmin, recoge el rechace y lanza otro disparo, ahora a las mallas.


ARBITRO
 
Resurgió el sempiterno problema arbitral que tiene el equipo de Castellón. No se presentó el que tenían concertado y se tuvo que hacer cargo del silbato Dani Mas, ayudado en la banda, a ratos, por Toni y por los que participaban en el juego activo, según les iba pareciendo lo que acontecía. No tuvo complicaciones por la deportividad con que los contrincantes afrontaron el encuentro.


CAMPO Y METEOROLOGÍA

Se inició el encuentro a las 12.15 h, en el Camp Municipal de L’Olivar de Els Ibarsos, sobre una flamante alfombra de césped natural, bien cuidado, algo alto y saturado de agua.
Los vestuario, estaban en buen estado de revista, pero pequeños para albergar a un equipo de fútbol. Aseos incorporados.
Mañana con temperatura primaveral, sol radiante y ausencia de viento.
Presencia de familiares y amigos en el graderío.


INCIDENCIAS Y ANÉCDOTAS

A las 8.00 h. desde el punto de encuentro de La Veleta, partió la expedición albaceteña con 12 futbolistas – Ángel Milhojavic, que sigue  inhabilitado por su lesión de rodilla, ejerció de mister - en el Alcaraz Bus de Javier Montoya, con Salu al volante.
El cancerbero Manolo se presentó puntualmente con un colega – Radu Cosmin Nicolae – que le sustituyó en la portería; ya que él tenía otros compromisos y no viajó con el equipo.
De nuevo afloró la pereza y la propia conveniencia en algunos jugadores de plantilla, a la hora de afrontar los partidos en desplazamiento.
Se hizo doble parada en Los Rosales (Almansa) – ida y vuelta – para  cumplir con el estómago.
El clan de los Mascagni salió en auxilio del equipo aportando juventud y energía con Alejandro y David – retoños de Alfonso. El punto de encuentro fue Almenara.
Recorriendo la A-7, CV-10 y CV-15 el autobús se presentó a eso de las 11.45 h en Els Ibarsos.
Los jugadores se emplearon con deportividad; aún así, Nacho y Alejandro resultaron “heridos” en la contienda y tuvieron que retirarse del terreno de juego.
A Alfonso Mascagni, en el banquillo, le renació su espíritu futbolero-combativo y le pidió al mister minutos de juego. Al final salió un ratito.
Entre los albaceteños, a pesar de la derrota, había ambiente de haber cumplido. Lo que quedo patente en la casquera que montaron en el viaje de regreso, focalizada por el parlanchín Benito.
Volvió el showman Emili’Ete a coger las riendas de su programa radiofónico en una sesión de reencuentro y despedida. Lo hizo tan extenso, que privó a la audiencia de mayor disfrute con el armonioso gorgojeo del cantaor Moraguita, que apenas pudo entonar el contenido de sus últimas creaciones.
A las 20.45 h arribó la expedición a su lugar de origen.

 
TIEMPO GASTRONÓMICO
 
Finalizado el encuentro, los contendientes hicieron un corto desplazamiento, con maniobra automovilística de mosqueo por itinerario equivocado, hasta La Barona, tomando asiento en el popular y bullicioso Restaurante Julián, regentado por Jorge Julián Barreda, asistido por un eficiente equipo humano paneuropeo; que ofrecieron a los comensales un menú – ¡lo del anunciado bocata-chopped era broma! - formado por tres platos al centro: surtido de queso y embutidos serranos turolenses; ensalada vegetal con perdiz, anchoas y frutos secos; y sepionet a la plancha; acompañados por medias tortas de pan asado con aceite y tomate. De plato fuerte, un arroz con caracoles, setas y costillas que dejó ahítos a los comensales. Postre individual a elegir entre abundancia de tartas, cremas y frutas. Peña no pudo con toda la piña y se la llevó en un “taper”. Café e infusiones. Sin copa, que no están los tiempos para excesos y dispendio.
Se sirvió vino de la casa, de elaboración doméstica, y cerveza de barril, en jarras. Refrescos y agua en abundancia.
Amenizó la comida un escandaloso grupo aposentado en mesa vecina, que iban disfrazados de bárbaros y dieron juego a toda la sala, invitando al personal a soplar por sus gigantescas astas trompeteras, en lo que mostraron su virtuosismo Ángel Mascagni y Alfonso.
Cosmin hizo buenas migas con sus paisanas, las camareras rumanas.
La euforia colectiva propició la felicitación masiva y efusiva a una abuelita que allí celebraba su cumpleaños, a lo que ella respondió con mucha complacencia y agrado.
A eso de las cinco de la tarde los albaceteños ahuecaron el ala y emprendieron viaje de regreso
 

   




COMENTARIO
 
La plantilla castellonense no se prodiga en cumplir con los compromisos de su equipo en los desplazamientos; pero en casa son bastante formales y eso les permite disponer de un ramillete de futbolistas capaces de montar un cuadro que ofrece un fútbol vistoso y resolutivo.
Para infortunio de los albaceteños, esa capacidad resolutiva les puso con ventaja en el marcador en tan solo cinco minutos de iniciado el encuentro, con el excelente centro de Pablo, en solitario por la desubicación defensiva de Leo, y el acertado doble remate de Pascual.
La figura de Pablo se hizo presente en dos claras ocasiones de gol: en el minuto 38 con un potente y colocado testarazo, al que respondió Cosmin con una felina estirada; y en el 42 , en jugada personal, driblando a todo el que le salía al paso, con un tiro cruzado y raso que salió lamiendo la cepa del poste.
Los albaceteños respondieron con un sistema de juego, ya ensayado en su anterior partido en Valencia, estructurado en un doble frente defensivo-atacante que se movía con orden y elasticidad  para neutralizar la incansable acción ofensiva de los locales; y como único ariete al joven David, que se mostraba voluntarioso y pertinaz en el empeño de superar a la sólida e infranqueable defensa castellonense.
Superando el cansancio propiciado por el trote sobre el césped natural, los contendientes no cejaron, ni un instante, en el intento de mover el marcador; pero el cancerbero Cosmin se mostró intratable en las muchas ocasiones que los blacks lo pusieron a prueba; y los blues se agotaban en sí mismos en las esporádicas ocasiones que pisaron el área de sus oponentes.
Encuentro equilibrado en el que los castellonenses pusieron el dominio y la precisión; y los albaceteños la fe y el orden defensivo.




Abilio