LIGA DE FÚTBOL ARQUITECTÓNICO TEMPORADA 2010-2011
 

4ª Jornada. 26 de Febrero de 2011

ARQUITECTOS ALBACETE C.F. 1

ARQUITECTOS VALENCIA C.F. 1

 

LITURGIA FUTBOLARQUITECTÓNICA

 

ALBACETEÑOS Y VALENCIANOS DISPUTARON UN ENCUENTRO BAJO LOS ACORDES MÁS GENUINOS DEL FÚTBOL ARQUITECTÓNICO

 

FORMACIONES

                       

ARQUITECTOS

ALBACETE C.F.

ARQUITECTOS

VALENCIA C.F.

JF. SÁNCHEZ GALLARDO

CARLOS MARTÍNEZ Jr.

BLAS AROCA

VICENTE CORELL

LEO

CARLOS PAYÁ

JUAN RUESCAS

PABLO MURRIA

BENITO MÍNGUEZ

CARLOS LLOPIS

FRAN COBO

PABLO PEÑÍN

JESÚS MORAGA

JUAN NAVARRO

CÉSAR MINGUEZ

GUILLERMO

JOSÉ JOAQUÍN DE HARO (JJ)

JOSÉ DEVESA

JOSÉ LUIS

CAMILO GRAU

VICENTE “GIOVANI”

SALVA BURCHES Jr.

ÁNGEL MILHOJAVIC

TONI ROCAMONDE

ALFONSO GONZÁLEZ

FRAN

MANUEL VILLAR

JAVIER ROVIRA

ÁNGEL MASCAGNI

SALVA. BURCHES (Trainer)

TOMÁS SALTO

 

ANTONIO PEÑA

 

EMILIO

 

TONI MERCHANTE

 

 

GOLES

Primera parte

0 – 1 ( m.15).-  Saque de esquina, que despeja en falso la defensa valenciana, llega el esférico a la línea del segundo palo donde se encontraba Jesús Moraga, que empatillándose al mejor estilo de un corcel jerezano, conecta un disparo que se cuela por la escuadra..

Segunda parte

1 - 1 (m. 60).-  Briosa y elegante incursión por la banda de Toni Rocamonde, para lanzar el pase de la muerte a Salva Burches, que dispara con potencia a media altura; excelente intervención de Gallardo, que no logra blocar el balón, lo que aprovecha José Devesa para hacerse con él y lanzar un trallazo que se estrella en las mallas.

 

ARBITRO

            Dirigió el encuentro el colegiado titular Miguel Ángel Palacios Cano. Fue molestado con sus protestas por varios jugadores de los dos bandos; sobretodo cuando les iban fallando las fuerzas. Supo contemporizar sin tener que echar mano a las cartulinas de colores.

           

CAMPO Y METEOROLOGÍA

            Se inició el encuentro a las 12.20 h, en el campo de hierba artificial nº 2 de los de la Ciudad Deportiva del Albacete Balompié.          

Los vestuarios, ya conocidos, limpios y bien equipados. Duchas escasas, con agua caliente en abundancia.

            Mañana primaveral con sol radiante, buena temperatura y la condescendencia de Eolo, que apenas se dejó notar.

 

INCIDENCIAS Y ANÉCDOTAS

            El influjo de la noche albaceteña provocó que un nutrido grupo de la expedición valenciana hiciese el desplazamiento el viernes. La disfrutaron y llegaron tarde al partido.

            Los retoños de Carlos Martínez y Salvador Burches ostentaron titularidad en el equipo visitante, dejando en el banquillo a sus progenitores. El relevo generacional.

            Los locales se presentaron con 19 jugadores, que el Secretario Técnico – mister a la sazón -  tuvo que barajar para poder darles a todos tiempo de juego. Fran Cobo se rebeló, porque no le gustó el puesto asignado. Al final entró en razón.

            La “titularización” del eterno banquillo va sacando a la luz lo que esos futbolistas llevan dentro. ¡Bravo,  Moraga!

            Volvió a la portería albaceteña el inefable guardameta J.F.S. Gallardo, ya repuesto de su larga lesión, con menos kilos y renovada ilusión.  Dominó el área.

            A Camilo se le vio disfrutando en la banda con la prole. Un padrazo.

 

TIEMPO GASTRONÓMICO

            El restaurante CUSTTO, que organizaba las jornadas Rías Baixas, ofreció un menú con entrantes marinos: pulpo, mejillón, buey de mar, centollo, nécora, bígaros, langostinos, vieira gratinada, caldito gallego; que lucieron más por el nombre que por la presencia. Salvó la situación el segundo, a elegir entre variedad de carnes y pescados, con el que se llenó bien la andorga. De postre: una astorrada gallega, acompañada de una tacita de queimada, o algo parecido, que se sirvió tarde y fría. A los valencianos no les llegó a tiempo. Se escanció vino blanco Corazón Loco. 2009 – la etiqueta dio que hablar – de Bodega Iniesta, de Fuentealbilla (Albacete). – Sí, de Andrés Iniesta, el del gol del mundial de fútbol -; y vino tinto López Panach. Tempranillo 2003, doce meses en barrica de roble, de las Bodegas López Panach de Villarrobledo (AB). Café e infusiones y copa, para los locales. Los visitantes prefirieron la sobriedad para afrontar el camino de regreso a casa.           

COMENTARIO

            En el fútbol arquitectónico la sincronización de velocidades genera armonía de juego, y en ella estuvieron los contrincantes durante todo el encuentro, en un toma y daca alternativo en el que participaron todos los elementos que fueron parte activa del juego, con mayor o menor acierto, acorde con su binomio cerebro-cuerpo.

            Comenzaron los valencianos con más ímpetu y coordinación, apoyándose en su consolidado modus operandi de mover la pelota y óptimo aprovechamiento de sus recursos técnicos, que se pusieron de manifiesto trascurrido el primer cuarto de hora, con un trallazo desde fuera del área de Pepe Devesa, al que respondió Gallardo con un resolutivo despeje.

            Los albaceteños, con sus líneas y posiciones menos estructuradas, respondían con un juego de recuperación correoso, apoyado con arranques voluntariosos de sus futbolistas más jóvenes, que sucumbían en la, bien tejida, red defensiva de los visitantes, hasta que en el minuto 30 fueron capaces de hacerle un roto, en un saque de esquina, en el que Moraga, situado en el segundo palo, empalmó un certero disparo que se coló por la escuadra.

            Para afrontar la segunda parte, los locales movieron profusamente su banquillo, sin que ello diese más vistosidad ni efectividad a sus movimientos, que cada vez se fueron volviendo más lentos y descoordinados, aún sin cejar en el intento de asaltar el marco de Carlos que se mostró ágil y expeditivo, ante las esporádicas llegadas de los delanteros locales, que emplearon a Alfonso como hombre punta, pero que no lograba controlar el balón, ni a su propio cuerpo.

            Los valencianos mantuvieron su juego de largo recorrido, sin perder la fe en una remontada que veían al alcance de sus botas, la que llegó, mediada la segunda parte, en una brillante jugada, hilvanada entre Toni, Salva y Pepe Devesa, consiguiendo empatar el partido, pese a la excelente parada de Gallardo, que no logró blocar el esférico.

            Balsámico reparto de puntos, que permite a manchegos y levantinos, salir de la sombra de la derrota, por primera vez en la temporada.

 

Abilio